Navegación

Búsqueda

Búsqueda avanzada

Un primer enfoque para medir la calidad de FIWARE

FIWARE es un ecosistema tecnológico abierto que pretendeconvertirse en la plataforma de referencia para los servicios y aplicaciones del Internet del Futuro. Para ello, primero se necesita solventar lasdudas existentes en cuanto a la calidad de FIWARE, ya que la plata-forma manejará datos sensibles tanto personales como esenciales parala correcta gestión de las ciudades inteligentes. Hay muchas formas deestudiar la calidad de un middleware complejo como este. En nuestrocaso seguimos las pautas de un estándar ISO usando herramientas existentes en una primera fase de identicación de problemas. Tras estudiar26 habilitadores genéricos de referencia de FIWARE, hemos detectadonumerosos puntos de mejora. En el caso de la conconfiabilidad y seguridadse podrán solventar en poco tiempo, mientras que los defectos relativosa mantenibilidad requeriran del orden de meses de trabajo. Esto posiblemente es debido al carácter tan heterogéneo del equipo de desarrolladode FIWARE (miembros de diversas empresas), que afecta directamentea la mantenibilidad del código.

Entorno para la Evaluación y Certificación de la Calidad del Producto Software

La calidad del software está adquiriendo durante los últimos años una gran importancia, principalmente debido a que el software está presente en prácticamente todo lo que nos rodea. Para poder controlar dicha calidad se hace necesario llevar a cabo evaluaciones del software, que inicialmente se centraron en los procesos de desarrollo y que durante los últimos años se están enfocando más en la calidad del propio producto software. Para poder evaluar la calidad de un producto software se requiere de varios elementos entre los que se pueden destacar: un modelo de calidad, las métricas que se van a utilizar, el proceso de evaluación y las herramientas de soporte que automaticen todo lo posible el proceso. El presente artículo expone un entorno integrado que permite llevar a cabo la evaluación de la calidad del producto software, alineando todos los elementos anteriores a un estándar internacional como es la nueva familia de normas ISO/IEC 25000. Dicho entorno se ha validado además mediante su aplicación en un laboratorio de evaluación acreditado y la realización de varios proyectos piloto con una entidad de certificación, cuyo resultado ha sido la obtención de los primeros productos certificados por AENOR en mantenibilidad software a nivel internacional.