Navegación

Búsqueda

Búsqueda avanzada

Añadiendo soporte para la generación de trazas en transformaciones ATL: impacto sobre la calidad

Los benecios que aporta la gestión y el análisis de la información de trazabilidad, hacen que se convierta en una característica deseable en cualquier propuesta de ingeniería software. Más aún si su incorporación se hace de forma autónoma y sin incrementar el trabajo de los desarrolladores. No obstante, la incorporación de trazabilidad a un proyecto software siempre supone unos costes. En el contexto de la ingeniería dirigida por modelos, existen varias propuestas que permiten generar modelos de trazas a partir de transformaciones de modelos. Sin embargo ¾cuál es el coste de este proceso? ¾cómo afecta a la calidad de las transformaciones? En este trabajo tratamos de responder cuantitativamente a estas cuestiones para un caso concreto: el enriquecimiento de transformaciones ATL con capacidades de producción de modelos de trazas que soporta el framework iTrace.

Entorno para la Evaluación y Certificación de la Calidad del Producto Software

La calidad del software está adquiriendo durante los últimos años una gran importancia, principalmente debido a que el software está presente en prácticamente todo lo que nos rodea. Para poder controlar dicha calidad se hace necesario llevar a cabo evaluaciones del software, que inicialmente se centraron en los procesos de desarrollo y que durante los últimos años se están enfocando más en la calidad del propio producto software. Para poder evaluar la calidad de un producto software se requiere de varios elementos entre los que se pueden destacar: un modelo de calidad, las métricas que se van a utilizar, el proceso de evaluación y las herramientas de soporte que automaticen todo lo posible el proceso. El presente artículo expone un entorno integrado que permite llevar a cabo la evaluación de la calidad del producto software, alineando todos los elementos anteriores a un estándar internacional como es la nueva familia de normas ISO/IEC 25000. Dicho entorno se ha validado además mediante su aplicación en un laboratorio de evaluación acreditado y la realización de varios proyectos piloto con una entidad de certificación, cuyo resultado ha sido la obtención de los primeros productos certificados por AENOR en mantenibilidad software a nivel internacional.