Navegación

Búsqueda

Búsqueda avanzada

Diseñando la Participación del Humano en los Sistemas Autónomos

Estamos entrando gradualmente en la era de los sistemas que pretenden dotar de capacidades de computación autónoma a servicios cotidianos. La búsqueda de la autonomía completa es un reto que se está persiguiendo en diversos ámbitos de aplicación y sectores industriales. Sin embargo, la realidad es que la variedad de sistemas, dominios, entornos y contextos de ejecución, restricciones legales y sociales, hace vislumbrar un mundo donde esta autonomía completa será una utopía a corto y medio plazo. En los escenarios en que el sistema autónomo no pueda automatizar completamente sus tareas, se requerirá pues de la participación humana. Desde un punto de vista ingenieril la colaboración entre el humano y estos sistemas (Human in the Loop) introduce un considerable número de retos y problemas a resolver. En este trabajo se identifican los retos tecnológicos que introduce esta colaboración humano-sistema, y se define un marco conceptual que identifica los aspectos a considerar desde un punto de vista abstracto e ingenieril.

La Web de las Cosas se nos viene encima

A medida que crece el interés por la denominada Web de las Cosas (WoT), deberíamos hacer disminuir las barreras de entrada para el uso de las tecnologías asociadas. Hoy en día somos capaces de desarrollar aplicaciones que adaptan su comportamiento de acuerdo a condiciones definidas de antemano, así como a las preferencias personales de sus usuarios, facilitando así su utilización. El software para la Web de las Cosas que desarrollemos en el futuro inmediato debería ser capaz de ajustar de forma automática su comportamiento también de acuerdo a situaciones no predefinidas y al contexto en el que se mueven sus usuarios. En este artículo de reflexión, discutimos el estado actual del arte y la necesidad de nuevos modelos y herramientas capaces de hacer frente a estos retos, de forma que podamos predecir el comportamiento esperado de un sistema WoT y la interacción necesaria entre los dispositivos que lo integran, con el objetivo de lograr una mejor respuesta del sistema a información contextual variable.